Un miembro del grupo terrorista Frente de Liberación Nacional de Córcega en 1999 - EPA

Las aspiraciones independentistas que amenazan a otros países de la Unión Europea

La gravedad de la situación que se vive ahora mismo en Cataluña es única, pero lo cierto es que muchasotros países miembro de la Unión Europeatambién sufren en el interior de sus fronteras desafíos independentistas similares.

Córcega

Córcega es la única comunidad en Francia que dispone de un estatuto particular. Tras años marcados por los atentados, el Frente de Liberación Nacional de Córcega (FLNC) anunció en 2014 que deponía las armas. Gracias a una alianza de independentistas moderados, los nacionalistas se hicieron con la Asamblea territorial en 2015. En junio, la isla eligió a tres diputados nacionalistas a la Asamblea Nacional.

La Asamblea de Córcega ha reclamado numerosas reformas, como el reconocimiento del corso como lengua oficial, junto al francés, o un estatuto fiscal específico. Pero solo la instauración de una comunidad única el próximo 1 de enero, reemplazando los dos departamentos y la actual comunidad territorial, ha sido validada por París. El 22 de septiembre, la Asamblea de Córcega subrayó «la legitimidad indiscutible del gobierno de Cataluña».

Escocia

Región semi autónoma del Reino Unido desde 1998, Escocia está dotada de un Parlamento que dispone de numerosas competencias. Solo la diplomacia y Defensa quedan en manos de Londres.

Escocia dijo no a la independencia por el 55% de los votos en el referéndum de 2014. Pero el Brexit ha relanzado los proyectos nacionalistas. Sin embargo, las fuertes pérdidas sufridas por el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés) en las legislativas de junio han forzado a la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, a posponer la posible celebración de una segunda consulta en el otoño de 2018. Tras el referéndum en Cataluña, Nicola Sturgeon pidió a España «cambiar de rumbo» y condenó la intervención de la Policía.

Flandes

Flandes, región neerlandesa del norte de Bélgica, obtuvo durante estas últimas décadas numerosas competencias en el campo político y económico. La Nueva Alianza Flamenca (N-VA, por sus siglas en neerlandés), encarnación política del nacionalismo flamenco, reforzó su puesto de primer partido de la región durante las legislativas de 2014, convirtiéndose en la piedra angular del gobierno federal del francófono Charles Michel. Partidaria de la creación de una república flamenca, la N-VA pretende poner en marcha el camino hacia la autonomía en el otoño de 2019.

Geert Bourgeois, ministro presidente independentista de Flandes, pidió el domingo a Madrid «frenar la violencia» y dialogar con «los dirigentes legítimos de un pueblo pacífico».

Islas Feroe

Las islas Feroe, archipiélago de Dinamarca situado en el Atlántico norte, deben organizar en abril de 2018 un referéndum sobre una nueva Constitución que le otorgue el derecho de autodeterminación. Este territorio obtuvo su autonomía en 1948, posee un parlamento y aguas territoriales. Pero los Asuntos Exteriores y Defensa continúan siendo atribuciones que ostenta Dinamarca.

Nueva Caledonia

La Nueva Caledonia, archipiélago francés del Pacífico sur, organizará como tarde en noviembre de 2018 un referéndum de autodeterminación, al término de los 20 años del Acuerdo de Numea, que puso en marcha un prceso de descolonización progresivo. Teniendo en cuenta el mapa electoral, el escrutinio debería saldarse con la victoria de los contrarios a la independencia.

Lombardía y Venecia

Un referéndum con el objetivo de reclamar más autonomía para las regiones de Lombardía y de Venecia tendrá lugar el 22 de octubre. Pero el escrutinio no es en absoluto comparable al referéndum catalán. El presidente de Lombardía, Roberto Maroni, miembro de la Liga Norte, ha subrayado que se desarrollará «en el marco de la unidad nacional, que no es una cuestión de independencia».

La Liga Norte, que pedía en sus orígenes la independencia de la «Padania», defiende ahora un discurso contrario al euro y a la inmigración.

Comentar